Los bomberos griegos intentan detener el incendio en la isla de Eubea que amenaza con provocar “una enorme catástrofe ecológica” al arrasar una de las reservas mejor preservadas de flora y fauna salvaje en Grecia.

El fuego no ha provocado de momento ninguna víctima mortal, pero sí que hizo que evacuaran cuatro municipios en Eubea, la segunda isla griega más extensa después de Creta y que se encuentra a un centenar de kilómetros al nordeste de Atenas.

“Se trata de una enorme catástrofe ecológica en un bosque de pinos único”, que se había conservado “intacto” hasta el presente, lamentó el presidente regional saliente Costas Bakoyannis.

El fuego empezó en el margen de una carretera el martes y se propagó rápidamente a causa de las fuertes ráfagas de viento y la vegetación muy densa y seca del interior de la isla, una pineda considerada patrimonio natural por su fauna y flora salvaje.

El incendio forzó la evacuación de los pueblos de Kontodespoti, Macrymalli, Stavros y Platana, en el centro de la isla, y amenaza con alcanzar la ciudad de Psachna durante la noche, informaron las autoridades.

Unos 200 bomberos se desplazaron a la zona siniestrada y cuentan con el apoyo de 75 vehículos, nueve helicópteros y siete aviones bombarderos de agua. También se espera la llegada de dos aviones de España y otro de Italia.

Grecia, donde el termómetro superó los 40 grados en repetidas ocasiones durante este verano, sufre una ola de incendios en los últimos días.

Fuente, AFP

UA-110762883-1