Se eligió esta fecha en memoria del activista ambiental Hayhow Daniel Nanoto que murió el 26 de julio de 1998 mientras ejercía acciones de protesta contra un estanque ilegal de camarones en la comunidad de Muisne en Ecuador.

Pero no sería hasta el año 2015, en la Conferencia General de la Unesco, cuando se hizo el pedido formal. La propuesta fue aprobada al año siguiente. Quienes impulsaron la creación de este día de conciencia ambiental fueron Ecologistas en Acción y la Red Manglar Internacional, ambas organizaciones civiles sin fines de lucro.

El principal objetivo es evitar el avance de compañías mercantilistas que buscan comerciar con la naturaleza aun a costa de su detrimento o daño. Según datos de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura), en los últimos 40 años desaparecieron más del 50 % de los manglares a nivel mundial, debido a la sobreexplotación de las industrias camaroneras en la zonas donde se desarrolla este tipo de hábitat natural.

La destrucción de los manglares afecta tanto a la naturaleza como a los asentamientos humanos que se encuentran en zonas aledañas a este tipo de ecosistemas. No sólo porque pone en riesgo la soberanía alimentaria de los pueblos, sino también porque los manglares sirven de barrera natural para evitar estragos como tsunamis, huracanes y demás problemas graves originados por el cambio climático.

Estos ecosistemas altamente productivos se encuentran presentes en 123 países, ubicados en las regiones tropicales y subtropicales del planeta. Los más grandes del mundo se encuentran en Brasil y México, pero están presentes en casi toda Latinoamérica y el Caribe.

 

Fuente: Día internacional de 

PH: Socioambiental01

UA-110762883-1