En esta fecha se rinde homenaje a Hammond Bennet (1881-1960), pionero en el campo de la conservación del suelo en su país natal, Estados Unidos. Así, cada 7 de julio se reflexiona sobre la importancia de los suelos y la amenaza de la desertificación, un fenómeno natural que se intensifica debido a tres causas: la deforestación, el uso desequilibrado del suelo y el mal uso de la mecanización.

El objetivo que perseguía Hammond y que es el principal propósito de este día, es el de concientizar a las personas en la importancia fundamental que tiene la tierra dentro del frágil equilibrio ambiental.

“La tierra productiva es nuestra base, porque cada cosa que nosotros hacemos comienza y se mantiene con la sostenida productividad de nuestras tierras agrícolas” – Hammond Bennet

Fuente: Fundación Aquae / Día internacional de

UA-110762883-1