La edición del Día se centra en fomentar una mayor concientización sobre el océano y las cuestiones de género, y en descubrir las posibles formas de promover la igualdad de género en actividades relacionadas con el océano, como la investigación científica marina, la pesca, el trabajo en el mar, la migración que se realiza por mar y la trata de personas, así como la formulación de políticas y gestión.

La importancia que tiene la igualdad de género, en particular para la conservación efectiva y el uso sostenible de los océanos, mares y recursos marinos, es un hecho cada vez más reconocido. Sin embargo, hay muy pocos datos e investigaciones sobre estos temas, y una acción concertada hacia la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres y las niñas aún es necesaria en todos los sectores relacionados con el océano para alcanzar el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 5, la igualdad de género.

Este año, la Presidenta de la Asamblea General, María Fernanda Espinosa, lanzó una campaña mundial, “Play It Out”, para acabar con la contaminación por plásticos. Décadas de un uso excesivo y el aumento del consumo de estos materiales de un solo uso llevó a una catástrofe ambiental mundial. Actualmente, 13 millones toneladas de plástico se filtran en el océano cada año, lo que provoca, entre otras daños, la muerte de 100 mil especies marinas cada año. A pesar de que la mayoría de los plásticos se supone que quedan intactos durante décadas o siglos después de su uso, los que se deterioran acaban convirtiéndose en microplásticos, y los peces y otros animales marinos acaban consumiéndolos; pasando de esta manera a la cadena alimentaria mundial.

Fuente: ONU

UA-110762883-1