Preservar los bosques -especialmente los tropicales, como la Amazonía- es clave para mitigar el cambio climático ya que absorben y almacenan hasta el 25 % del dióxido de carbono (CO2) producido por los humanos, según un estudio internacional publicado en la revista “Nature Climate Change”.

El estudio advierte que los árboles tan solo pueden absorber una parte de todas las emisiones y que, a partir del año 2100, no es seguro que puedan mantener un ritmo adecuado. Los bosques tropicales situados en el Amazonas, el Congo e Indonesia son los que más potencial tienen para almacenar una mayor cantidad de dióxido de carbono.

Fuente, EFEverde

UA-110762883-1